La principal novedad radica en la supresión de la autorización física tal cual la veníamos conociendo, esto es, ya no se documentarán en soporte papel pasando a ser en todo caso de carácter electrónico.

En cuantas ocasiones, a lo largo de toda su vida, las empresas de transporte vienen obligadas a someterse puntualmente al tan temido trámite de visar sus autorizaciones corno requisito imprescindible para continuar en el ejercicio de su actividad profesional. El conocido como “visado” representa una especie de filtro por el que fa Administración, cada dos años, consta-ta el mantenimiento por las empresas de las condiciones que originariamente justificaron el otorgamiento de las correspondientes autorizaciones, así como de aquellas otras que, aun no habiendo sido exigidas en un principio, sin embargo resultan igualmente obligatorias. Así de esta forma, los títulos habilitantes para la realización de servicios de transporte por carretera, así como de las actividades auxiliares y complementarias de los mismos, aun otorgándose en principio sin plazo de duración prefijado, su validez queda condicionada a la superación periódica del trámite de visado.

Pues bien, la publicación el pasado 14 de diciembre de 2018, en el BOE, de una Resolución dictada por la Dirección General de Transporte Terrestre trae consigo para el presente año y en adelante, las siguientes novedades: La principal, sin duda alguna, es la que ya hemos citado al comienzo como es la supresión de la autorización física y su sustitución por la telemática o electrónica, lo que implica que ya no se documenten en soporte papel. Por otra parte, se modifica la clave de las autorizaciones en el Registro de Empresas y Actividades de Transporte, pasando las de transporte público de viajeros (conocidas hasta el momento como “VD”) a identificarse como “VDE”.

Asimismo, y en cuanto al procedimiento de constatación, se inicia de oficio por la Administración competente quien, por medio de comunicación electrónica se dirigirá a todas y cada una de las empresas a las que corresponda llevar a cabo el visado de sus autorizaciones. Así de esta forma, y de cara a completar el procedimiento de visado, la empresa vendrá obligada a aportar su consentimiento expreso dirigido a permitir a aquélla la consulta por medios electrónicos de los datos que consten en otros registros públicos. Asimismo y junto con el anterior, la empresa deberá aportar toda la documentación que no pudiendo ser consultada por medios telemáticos resulte preceptiva para realizar el visado, así como la presentación del justificante de pago de la tasa correspondiente. A tales efectos, y de cara a la cumplimentación del tramite anterior, tanto la prestación del consentimiento como para la aportación de documentación, el Ministerio de Fomento pone a disposición de todas las empresas una aplicación específica para la “Gestión de Autorizaciones de Transporte Interior”, disponible en la dirección electrónica https://sede.fomento.gob.es/ dgtc/inicio/In iciarDgtc.

En caso de no atenderse a tal requerimiento dentro de los plazos que se indiquen, se declarará la pérdida del derecho al trámite de visado, lo que determinará la correspondiente perdida de validez de las autorizaciones, Por el contrario, la re-solución positiva del expediente de visa-do supondrá su inscripción en el Registro de Empresas y Actividades de Transporte, con la consecuente renovación de validez de la autorización.